21 julio 2023
Alimentos,Hospitales,salud

Cómo evitar que la comida de hospital resulte aburrida

Solemos asociar la comida de hospital con platos insípidos, aburridos que generan cierta idea de rechazo y hasta pérdida de apetito. Sin embargo, es fundamental que los pacientes que se encuentran hospitalizados, reciban una alimentación adecuada y sabrosa durante su estancia en el hospital. Una buena nutrición juega un papel crucial en su recuperación. 

En un principio, los hospitales eran considerados como instituciones de caridad, donde se brindaba atención a los enfermos pobres y desamparados. En aquel entonces, la comida de hospital era muy básica y generalmente consistía en alimentos sencillos como caldos y sopas. A medida que avanza la medicina y se comprende mejor la importancia de la nutrición en el proceso de curación. Cada vez se presta más atención a la calidad de los alimentos en los hospitales. 

Hoy en día, existen dietas específicas para diferentes condiciones médicas. Por ejemplo, se introducen dietas de protección blanda para pacientes con problemas gastrointestinales y dietas bajas en sal para aquellos con enfermedades cardíacas.

A medida que avanza la tecnología de la cocina y los métodos de conservación de alimentos, los hospitales adoptan nuevas técnicas para mejorar la calidad y el sabor de las comidas. Se introducen equipos de cocina modernos y se contratan chefs profesionales y nutricionistas para desarrollar menús equilibrados y apetitosos. No obstante, la asociación que se hace de la comida de hospitales a algo poco agradable, aburrido, monótono y sin gusto, sigue predominando en el imaginario de las personas. 

Afortunadamente, existen varias formas de evitar que la comida de hospital resulte aburrida y monótona.

La imagen de Apetito arqués nos indica cómo evitar que la comida de hospital resulte aburrida

A continuación, se presentan algunas ideas para mejorar la experiencia gastronómica de los pacientes.

  1. Menús personalizados y opciones variadas: un enfoque clave para evitar la monotonía, es ofrecer menús personalizados que se ajusten a las preferencias y necesidades dietéticas de cada paciente. Es importante tener en cuenta las restricciones alimenticias, alergias y/o intolerancias y gustos individuales. Proporcionar una variedad de opciones permite a los pacientes elegir entre diferentes platos, lo que les da una sensación de control y satisfacción.
  2. Ingredientes frescos y de calidad: el uso de ingredientes frescos y de alta calidad es esencial para mejorar el sabor de la comida de hospital. Los alimentos frescos tienen un mejor aroma y sabor, lo que puede hacer que la experiencia de comer sea más placentera. Trabajar en colaboración con proveedores locales de alimentos puede garantizar la disponibilidad de productos frescos y de temporada.
  3. Presentación atractiva: la presentación de los platos también es importante para hacer que la comida de hospital sea más apetitosa. Los platos bien presentados estimulan el apetito y hacen que la comida sea más atractiva visualmente. Los chefs y el personal de cocina pueden utilizar técnicas creativas de presentación para realzar la apariencia de los platos.
  4. Participación del paciente: involucrar a los pacientes en el proceso de selección de alimentos puede ser una excelente manera de evitar que la comida de hospital resulte aburrida. Organizar reuniones o encuestas en las que los pacientes puedan expresar sus preferencias y sugerencias puede ayudar a adaptar los menús a sus gustos individuales. Además, permitir que los pacientes elijan entre diferentes opciones para cada comida puede darles un mayor sentido de autonomía y satisfacción.
  5. Colaboración con nutricionistas y chefs: trabajar en estrecha colaboración con nutricionistas y chefs es fundamental para garantizar que la comida de hospital sea sabrosa y nutritiva al mismo tiempo. Los nutricionistas pueden brindar orientación sobre las necesidades dietéticas específicas de los pacientes, mientras que los chefs pueden aportar su experiencia culinaria para crear platos equilibrados y apetitosos. Esta colaboración puede ayudar a incorporar ingredientes saludables y técnicas de cocina adecuadas para realzar el sabor de los platos.
  6. Incorporación de especias y condimentos: El uso adecuado de especias y condimentos puede marcar una gran diferencia en el sabor de la comida de hospital. Agregar hierbas frescas, como albahaca o cilantro, o condimentos como la salsa de soja o el vinagre balsámico, puede realzar el sabor.
En la imagen de Apetito arqués podemos observar bandejas de comida saludable que nos indican cómo evitar que la comida de hospital resulte aburrida

Lograr una adecuada alimentación en hospitales, requiere una buena planificación y, desde apetito arquès podemos ayudarte a generar platos de calidad. Así, la comida de hospital puede resultar atractiva, sabrosa y, sobre todo, tener un impacto positivo en la experiencia de los pacientes y su proceso de recuperación. Incluir platos de 5ta grama congelada te permite ampliar la variedad de opciones de manera fácil y principalmente, te ayudará a preparar menús personalizados, de calidad, nutritivos, sabrosos y atractivos.

En la imagen de Apetito arqués podemos observar un plato de carne con verduras que nos muestra cómo evitar que la comida de hospital resulte aburrida
Otros posts
24 noviembre 2023
Emplatado,Hospitales,salud
25 octubre 2023
Hospitales,salud,senior
10 octubre 2023
Alimentos,apetito,apetitoarques
6 septiembre 2023
Alimentos,senior
21 julio 2023
Alimentos,Hospitales,salud
3 mayo 2023
Alimentos,ultracongelación
¡Gracias!

Juntos podemos avanzar hacia nuevas soluciones que garanticen una alimentación de calidad para todos.